07 diciembre 2018

Peli-culas y peliculonas


¿cuando acabaron de verse esta película no se sintieron engañados? digo, esa sensación es común cuando se va a cine, pero creo que es mas triste cuando tienen algo que estaba bien y lo vuelven una mierda. Los Increíbles de Brad Bird es muy buena, una película que adapta toda esa parafernalia de los superheroes en una historia bien contada y entretenida, digna de un buen comic de Marvel o DC. Y pensar en una secuela no era mala idea, o eso parecía. Acá caemos en una película aburrida, predecible y que luce mas bien como un laaargo comercial de juguetes y mercadería
Y ya que estamos tan ecologistas, pues yo también medio reciclo la formula de las viñetas de "la forma del agua" y doy con esto, porque no se merece mas tremenda basura.

23 noviembre 2018

Peli-culas y peliculonas


Tal y como“conocemos” la cultura narco en Colombia a través de la cantidad de películas y series que se han producido en los últimos años, es una vaina toda peye. En mi opinión, esa cosa traqueto-paisa es una boleta y de repeso, le ha hecho mucho daño al país. Eso no quiere decir que la figura del mafioso, y todo lo que corresponde al hampa no pueda ser temática para una película, y puede volverse en algo más interesante cuando nos abrimos hacia otros horizontes, caso que ocurre con Pajaros De Verano. Coppola o Kitano son buenos ejemplos de directores que han tratado este fenómeno criminal desde distintas partes del globo en sus películas, y resultaron con grandes clásicos del cine. Y puedo afirmar que la película de Cristina Gallego y Ciro Guerra se suma a ese legado, dejando muy atrás a toda la narco-basura producida en estas tierras.

19 noviembre 2018

GAJES DEL OFICIO


En redes sociales he tenido la oportunidad de ver a muchos pidiendo apoyo a la cultura, publicando y compartiendo contenidos para mostrar que son muy duchos y que apoyan las causas. Pero de esos muchos, varios son los que te buscan para ofrecerte un “trabajo” por un pago de mierda y hasta en muchas ocasiones, nulo. Y lo peor, con la excusa de que “no hay plata pero si hay difusión para tu obra”. Lo digo acá y en muchos lados: LA DIFUSION NO ES UN PAGO.
Me ha pasado muchas veces, con toda clase de personas. Casos en los que al final te sentís tumbado, pero en el que concluyes que “la próxima vez no me dejo”. Creo que el chiste es que con la experiencia te vayas volviendo menos ingenuo y aprendas a saber con quién tratar y cómo hacerlo.
Una vez me llamo una petrista en tiempos de campaña, que pretendían que les hiciera una historieta. “Es que Petro esto, Petro lo otro, Petro es lo mejor y que no hay que dejar ganar a Duque, que hay que hacer algo viral para ello y blablabla”. Y a lo que yo respondí “estoy de acuerdo, y mi voto va por Petro, pero yo vivo de esto y la historieta tiene un precio”. No me volvió a llamar. Ey, no refuercen aquel prejuicio uribista de “loquierentodoregalado” y sean conscientes que detrás de una labor hay alguien invirtiendo su tiempo, su sudor y su energía, y que para eso él necesita techo y comida. Así sea que viva con sus papás, reconozcan de una forma adecuada su trabajo. Es justo y necesario.
También hay otros que dicen que les encanta tu trabajo, y hacen pucheros diciendo “ojala tuviera plata para pagarte”. Pero vas y vez, de nuevo en redes, que tienen para pagarse una boleta carísima para aquel concierto de aquella banda. En fin, están en su derecho, son sus prioridades, pero con esto sé que la gente si tiene la disposición de valorar las cosas como son, y sobre todo, que de uno depende también el respeto a tu oficio. Tu precio es el que es, porque es lo que realmente vale.