12 marzo 2019

Peli-culas y Peliculonas


Tengo que admitir que para mí Argento no es perfecto, pero es bello (sus películas, su aspecto no) Suspiria, la del 77, es prácticamente el filme icono del Giallo Italiano. Creo que debería ser un referente a la hora de hablar de la estética en el cine, pero como lo he dicho, es una película que puede ser ingenua en su argumento, cosa común del cine en esa época. Y por eso en algunos casos, la intención de algunos creadores por complementar esas películas termina en un remake.
Ahora nos encontramos con la Suspiria de Luca Guadagnino, pero en este caso la cosa no mejora y acaba siendo una empresa pretenciosa. Y es que todo arranca mal desde el principio: con la sobreactuada Chloe Grace haciendo de niña perturbada, continuando con ese remarcado contexto de guerra fría que sobra, junto todo ese guion lento que ahoga la oportunidad que tenía esta película de complementar a su predecesora. Tenían una academia de ballet que hacia Ballet,  no unos bailarines pomposos con el joven Miguel Bose de Argento. Tenían una Suzy Bannion  que enfrenta su destino sin ser una víctima aterrorizada como la de Argento. Y tenían a una actriz como Tilda Swinton interpretando dos papeles totalmente distintos (la maestra y el psicólogo), una genialidad, pero todo eso se pierde. Por mí fuera, cortaría toda la película para dejar nada más aquellas secuencias rescatables como la muerte de Olga, la danza del Volk y el aquelarre final, para ahorrarnos como 2 horas de vida y yo iría tranquilo al baño. Juro que mi próstata hace todo el esfuerzo por resistir y dejarme ver toda la función, pero en esta ocasión me sobraba el tiempo.
Y por ello y mas, Argento sigue siendo el rey.

07 marzo 2019

Parches bordados



Parches bordados, disponibles en tiendas o por envío certificado a todo Colombia

PUNTOS DE VENTA:
CALI: La Grafiteria (Cll. 6 #3-106, Calle de la Escopeta)
BOGOTA: Spooky House (Cr. 7 #46-20 Local 104)
MEDELLIN: La Salida Taller (Cr. 65c #32a-39) 

27 febrero 2019

Peli-culas y Peliculonas


Y esto es lo único que quiero comentar de los oscares este año. No me importa quien gano, que paso, quien estuvo bien vestido o no, nada. Felicitaciones por los premiados, bien por ellos, pero al final, los Oscares no son ningún parámetro de calidad para mí. Un premio más con mucha bulla y farandula.
Respecto a Bohemmian Rhapsody, no sabía que dibujar hasta hace unos días, cuando me entere del galardón de Rami por su buena interpretación del Freddie. La película en sí, es un biopic más, que como la mayoría de estos, romantizan la vida del personaje que retratan. Con esto no quiero decir que no me gusto, antes la disfrute mucho porque como decía mi colega La Chechi “es una película con una excelente banda sonora”. Creo que lo mejor de toda esta cinta es la parte del Live Aid, casi que un espejo del original. Si por mí fuera, que esta peli hubiese sido representaciones de los conciertos de Queen. En fin, chévere que  hicieron esta película, Fredie y su banda lo merecían.
Mas sin embargo, por culpa de la grabación de Bohemian Rhapsody, se retrasó el estreno de la última temporada de Mr. Robot, y pues eso me pone ansioso, porque extraño a Elliot. Si aún no la has visto, podes ponerte al día en alguna página donde tengan los capítulos pirateados, porque es tremenda serie. 

15 febrero 2019

Peli-culas y peliculonas


Debo confesar que le tenía un poco de resquemor gracias a Ninfomaniac,  que para mí fue una especie de “pariente real” de la película ficticia de la serie Seinfeld: Rochelle, Rochelle: el erótico viaje de una chica de Milán a Minsk. En fin, es de esas películas que son escandalosas ante la publicidad y la prensa, pero que en pantalla no lo es tanto. El sexo podrá ser explicito, pero no es nada del otro mundo. Uno ya conoce la pornografía señores. Ahora con esta nueva entrega pasaba lo mismo. Decían en artículos que la gente se salía de la sala por las escenas fuertes y no sé qué más, y desde esa premisa me parecía que me iba a encontrar con otro engaño. Y si lo fue, pero de buena manera. La película es una obra que pone en discusión la percepción y conjeturas de un “artista” que no es nada más y nada menos que un asesino en serie, cuyos crímenes los describe como unas obras de arte. Un dialogo constante que comparte con Verge, compañero y testigo de estas confesiones y en su descenso al infierno. Una divina comedia, ya me entenderán.
Una película recomendada para todos aquellos personajes que están o les interesa meterse en ese mundillo que llaman arte, y esto lo digo sin proponer que sigan los pasos del perturbado protagonista, un genio incomprendido si me lo preguntan. Y si, tiene escenas violentas, pero nada tan fuerte que no haya visto antes.
Y Von Trier, cualquiera se descacha, pero vos seguí haciendo lo que se te da la gana. Hurra por esta y demás películas suyas.