25 octubre 2012

VIDEODROMO, ciclo "Licantrópico"

Somos animales a pesar de todo. El instinto salvaje aun es latente, a pesar de todos los esfuerzos por domesticar aquella condición natural de nuestra raza. Es tal vez que desde el famoso mito del “hombre lobo”, que la humanidad ha tratado de explicar aquel comportamiento animal que se desborda hasta el punto de no saber controlar. Este monstruo, cuya presencia en el folclor y los relatos de la humanidad datan desde la antigua Grecia, se estableció en nuestros tiempos como un icono en el terror cinematográfico junto con Drácula, la momia, Frankenstein y el monstruo de la laguna negra, gracias a las clásicas producciones de los  estudios Universal.
Tal como lo cuenta la tradición, este monstruo aparece cada noche de luna llena, causando pánico, dolor y muerte a quien se le atraviese; solamente podrán detenerle con una bala de plata (para que sepan pues). Más sin embargo, desde que se escucho el primer aullido en las pantallas de cine, su historia se ha transformado muchas veces, y en el día de hoy podemos encontrar muchas historias sobre licántropos, desde las más escabrosas, hasta las más fantásticas y divertidas. En el VIDEODROMO, nos dejamos morder para adquirir tal maldición y traerles a ustedes, entre pelos, aullidos y muchos mordiscos, una manada de hombres lobo que se transformaran bajo el brillo del proyector.